lunes, 6 de agosto de 2007

2a Parte (Reseñas del teatro en San Luis)
Es hasta mediados de los ochentas que los grupos, directores actores y actrices se meten de lleno a profundizar y aprender nuevas formulas y herramientas de expresión, Los últimos remanentes del otrora Festival Primavera Potosina permitió que grupos de artistas del arte escénico como Frederik y su teatro del gesto y sonido gutural incidiera en algunos de los montajes de los artistas potosinos. Héctor Ortega y la puesta en escena "Muerte Accidental de un Anarquista"...Ignacio López Tarso y una de sus más logradas caracterizaciones, como el Mercader de Venecia...dejaron imágenes y estampas escénicas rebosantes de calidad y estética en la mente de los teatristas de esta capital.

Surgió en ese entonces y como un legado del gobierno del exlider vitalicio del los maestros, la famosa Universidad de la Artes o Escuelas de Arte que a punto estuvieron de desaparecer también por decreto y capricho del siguiente jefe de gobierno...solo el compromiso y lucha desigual que mantuvo un grupo de alumnos y maestros haciendo guardia día y noche en las viejas instalaciones para evitar el desalojo, logro evitar que en aquel entonces se cerraran estas escuelas de arte que aun a pesar de los magros recursos que disponen en la actualidad siguen aportando jóvenes profesionistas del arte en nuestro estado.

Precisamente de este movimiento y a río revuelto ganancia de pescadores, aparece en escena el proyecto de la Compañía Popular de Teatro bajo la dirección de Alfonso Alba, que conjunta y coordina los esfuerzos de actores y actrices de diferentes grupos de teatro en la capital.
El resultado, se lleva a cabo el montaje y temporada en una carpa geodesica en la explanada del la plaza fundadores, la obra "El Juego de los insectos" con mas altibajos que aciertos realiza temporada en dicho lugar. Posteriormente el mismo Alfonso Alba dirige la obra "Marat Sade" y logra una regular temporada en la sala German Gedovius del Teatro de la Paz.

Es también en esa época que el Antiguo Teatro Alarcón, recobra vida y es el teatro de revista, carpero y plagado de albures y picardía muy mexicana, lo que nutre y llena las butacas de madera del teatro en la calle de Abasolo. Un personaje sui generis como fue el famoso Chato San Román, con sus "escketches", sus bailarinas exóticas y desnudistas nos regocijaban y hacían pensar que el teatro, no era solo denuncia y opresión, sino que además la gente si pagaba por ver un espectáculo un tanto chafa pero divertido...los jueves, viernes y sábados a la medianoche era la cita...

Con los nuevos vientos de cambio que se antojaban y eran necesarios en el ámbito federal, surge como iniciativa de un gobierno cada vez más preocupado por atender de manera congruente las necesidades e inquietudes de los cada vez más numerosos grupos de artistas marginales en todo el país.. Se crea entonces por decreto el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes hoy FONCA, y por primera vez en décadas el gobierno esta dispuesto a financiar proyectos artísticos de grupos no institucionales. Es decir tiende de manera discreta un puente económico para que grupos independientes obtengan recursos mediante becas y apoyos a proyectos de creación y desarrollo artístico.

Es el año del 88 y en la Capital Potosina, se gestan nuevas e incipientes formas de organización civil, los grupos artísticos no son la excepción, muchos compañeros desilusionados y cansados en confrontaciones estériles abandonan el barco del teatro potosino...otros más emigran en busca del sueño americano. En este ambiente y después de realizar la 4a edición de la que a mi gusto fue la mejor muestra de teatro Estatal de teatro, organizada por los grupos independientes y artistas locales...surge en medio de vendavales y criticas el grupo que marcaría la pauta en los 90's. La Carrilla. AC.

No hay comentarios: