martes, 31 de julio de 2007

3er Día del Festival de Monólogos



San Luis Potosi, S.L.P. 26 de Julio del 2007

3er. día del Festival de Monólogos "Tierra Fértil"

"Hay días en que quisiéramos mejor no tratar de entender las cosas que suceden en la realidad"

La tercera llamada anuncia el inminente correr del telón es esta 2a edición del Festival de Monólogos en San Luis...la lluvia de la tarde refresca esta ciudad de cantera rosada y calles que invitan a recorrer el centro histórico. Son las 8 en punto y en la sala alcanzamos a contar unos 45 o 50 espectadores, es evidente el Festival aun no alcanza los mínimos requerimientos de boletaje en taquilla para que sea por lo menos rentable...y menos aun ha generado expectativa suficiente entre la culta población de esta Capital Potosina.

Las luces se apagan lentamente y en escena una mujer de mediana edad, la justa en que ellas se sienten seguras de hacer tantas y tantas y tantas cosas sin atenerse a la mirada represiva del marido.
"Venta de Garage" del autor Arnold Wesker, es el titulo de la obra que inicia el día de hoy, la dirección de Ileana Illescas, reconocida más como actriz, que en su faceta de directora, nos presenta una propuesta escénica que de inicio se antojaba ingeniosa. La actuación de Verónica Merchant dando vida al personaje de esta mujer ama de casa y aun enamorada... la cual se ve de pronto rebasada por la realidad y el abandono...y es entonces que nos damos cuenta que algo anda mal en el ritmo y la veracidad de la puesta en escena.

El poco accionar del personaje se ve interrumpido

constantemente y de manera reiterativa en el
transcurrir de la obra. Oscuros innecesarios, mas
de diez por lo menos algunos tan largos como de
30 o más segundos que dieron al traste con el ritmo
y el escaso compromiso del personaje para con la
historia a representar. Una fallida dirección en
muchos aspectos y una deslucida actuación de la
actriz que no logró transmitir el vació existencial
y la cruda emocional producto de una separación... un par espectadores a mis espaldas no dejaban de comentar por lo bajo, que si este era teatro o una caricatura de las telenovelas del canal de las estrellas. En fin... me parece que el teatro requiere de un mayor compromiso y el arte uno aun mas fuerte. ¿Para que montar una obra si no se esta seguro de llevarla a buen termino? Es preferible esperar a madurar el producto y no exponerse de manera tan terrible a una fallida representación... Y menos venir a estrenar un texto a todas luces incomprendido por la actriz y la directora...

En fin tras una pausa de 5 minutos, dio inicio el segundo de los tres monólogos programados para esta noche...
"Mefistófeles" de Plauto es el titulo de la obra, bajo la dirección de Idánia Ruíz y la actuación de Israel Medina. Igual, bajo el mismo esquema reiterativo de la imagen por encima de la acción, el monólogo se convierte en una exposición de motivos, carente de fuerza y matiz qué el texto de uno de los autores clásicos del teatro demanda.
Es cierto hay un una propuesta simbólica en la concepción escenográfica, pero falla debido a qué esta no tiene un fin practico en el conjunto de la acción del personaje y solo sirve de marco decorativo para la escasa expresividad del actor en escena... lo mejor es que el texto, solo dura unos 20 minutos.

Para cerrar la noche
... "Conan" del autor Fernando Savater,
la actuación de
Oscar Barcenas y la dirección de Adrián
Nava
, nos lleva de la mano por esos profundos y
misteriosos pasajes del absurdo y la ficción. Un cazador
de dragones mitológicos qué no són otra cosa que nuestras
dudas y temores, nuestros deseos, y algunos sueños
hechos mujer. La intensidad desbordada por momentos del
actor en escena por breves minutos, nos devolvió el interés y nos
quito el sopor de las obras anteriores, sin embargo a pesar
del entusiasmo y las ganas de tratar de hacer bien las cosas,
hay pequeños detalles pero elementales que se escapan de
las manos del director. El texto lleva de por si una carga
muy emotiva, producto de la incredulidad actual y la
inutilidad de un cazador de dragones, aunque estos dragones sean
los mismos héroes de papel, producto de tanto reallity show televisivo.


Hablar de intensidad en las acciones no significa necesariamente una mejor actuación, a veces como en este caso se antoja sobrada, dicha intensidad, el uso deliberado del traje de vestir en lugar del tradicional del bárbaro resulta poco convincente, así cómo el abuso del grito para demostrar la fuerza del personaje que brillo por su ausencia, a un pesar de lo corpulento del actor. Por lo demás la escena final y el efecto de contraluz con la figura femenina simbolizando la aparición del dragón mereció un nutrido aplauso del respetable y aunque al propio actor lo acompañaba un grupo de simpatizantes, suponemos que compañeros de la escuela... Bien a secas por este ultimo trabajo del día, digamos que salvo la noche.

No hay comentarios: