lunes, 10 de agosto de 2009

12 Hombres en Pugna


TWELVE ANGRY MEN...! O la Justicia no tan ciega.



Continuando con las breves reseñas del acontecer teatral, ahora nos ocuparemos de esta puesta en escena. "12 hombres en Pugna" traducción del titulo en ingles "Twelve Angry Men" texto original de Reginald Rose y Produccida originalmente en Brodway por el Roundabout Theatre Company.
La versión Méxicana de esta obra, que segun entendemos esta basada en un hecho real, pone en entredicho el sistema judicial del páis mas poderoso del mundo. Y es que hacer justicia, legal y verdadera no es nada fácil. Aquí en México, generalmente este tipo de situaciones juridicas no esta en proceso y dudo mucho que se llegue a implementar por la consabida corrupción en los pasillos y salas donde se imparte la justicia.

Pero regresando al tema que nos ocupa, la puesta en escena de estos 12 hombres en pugna,
revela como los intereses personales de cada uno de estos hombres seleccionados al azhar en su pais, y que fungiran como jurados, deberán decidir sobre la muerte o la vida de un ser humano.

Los custionamientos , algunos tan banales de los personajes sobre la posible culpabilidad del
indiciado, las interrogantes sobre las causas y los motivos que lo acusan, son puestan en la balanza justiciera de cada uno de estos personajes. De inicio la condena es casí unánime, salvo por la oposición de uno de estos personajes... el resto de la historia sería bueno que mejor si tiene oportunidad de verla, no deje de asistir al buen teatro...comercial al fin de cuentas, pero les
aseguro que es de lo más rescatable de las producciones méxicanas al momento.

Pasando al terreno de la actuación, no queda más que reconocer el histrionismo y la trayectoria de una figuara del teatro y del cine Nacional.... Don Ignacio Lopez Tarzo, quién llena el escenario con su presencia, si voz pausada y su fino trabajo actoral. No desmerece la actuación de Don Aaron Hernan y Patricio Castillo, quien hace gala de una exelente voz.
El resto del elenco conformado por Julio Aleman, Odiseo Bichir, Miguel Pizarro, David Ostrosky, Martin Altomaro, Marco Uriel, Rodrigo Murray, José Elias Moreno, y Jorge Ortiz de Pinedo, saeln airosos en esta prueba de actuación. Y es que el texto de Reginald Rose, es un tanto atipico, por los distintos carácteres y matíces de cada personaje.
Sí bién Odiseo Bichir cumple con creces su trabajo actoral, no se queda a la saga ni don Julio Aleman que a pesar de ser considerado más galan de telenovela, en esta ocasión, vemos a un actor maduro y seguro de su accionar como personaje.
El trabajo de David Ostrosky, es igual de estupendo. Martín Altomaro, ahora deja de ser el personaje de comercial de autos y nos muestra una faceta distinta, no es para menos el trabajar con tanto figurón del teatro, su consecuencia debe tener y obliga a este joven actor a esforzarse para no desmerecer ante el talento de sus parteners...
José Elias Moreno, muy a su pesar denota una carencia de voz, que se antoja terrible y más por la exelente acustica del teatro de la Paz, Rodrigo Murray, ya muy cascareado en estos terrenos del teatro, consigue crear un buen personaje que logra convencer al público, no así Jorge Ortíz de Pinedo, quién no logra sacudirse el personaje de comedia que aparece casi a diario en la pantalla chica. El hecho de que intente ser gracioso, con actitudes y ademánes muy morcillados y que pertenecen más al genero de televisón le restan fuerza drámatica a la interpretación de su personaje, el cual nos muestra los matices mas violentos, racistas e intolerantes del tipico
ciudadano estadounidense clase mediero. Sin más creemos que esta equivocada la forma de abordar este personaje por Ortiz de Pinedo... y sin embargo, como despues nos enteramos, el Mismo Jorge es el productor ejecutivo de la puesta en en escéna y tuvo que entrar al quite en ausencia de Salvador Pineda quien interpretaba este personaje. Así mismo Julio Aleman, entró a cubrir la ausencia de Juan Ferrara, quien dejo la temporada por cuestiones personales.

La dirección del Maestro José Sole, como ya es costumbre, cumple con el requisito y rescata lo mejor de cada uno de estos actores que dan vida los jurados, la escenografía realista de Fernando Payan cumple bién su cometido al ubicar al espectador en una sala de jurados, en la corte de la ciudad de Nueva York.

En fín la puesta en escena bien vale la pena y desquita el boleto, y que decir de la Actuación de don Ignacio López Tarzo, de quien se podrán decir muchas más cosas y de que quiza habría algun otro que pudiera haberlo hecho mejor...lo que si es seguro que por ahora no hay quien llene sus zapatos en la escena méxicana.
Markosblues







No hay comentarios: