jueves, 7 de agosto de 2008

JESÚS RAMOS.."ROSTROS SECRETOS"

PINTURA – ESCULTURA – ARTE OBJETO

Desando mis pasos rumbo al auto que deje aparcado en una de estas viejas calles del centro histórico de San Luis Potosí, en mis oídos aun resuenan los últimos compases de un tango de Piazzola que recién escuche en la Plaza Fundadores.
El camino es corto y en el trayecto pienso en lo bueno de esta tarde-noche de miércoles 6 de Agosto.
Un murmullo de voces hombres y mujeres, un par de jóvenes beben cerveza discretamente en la puerta de acceso al Centro Cultural Mariano Jiménez. Mis ojos recorren el entorno y decido entrar, pienso en algún
evento...quizá tal vez alguna exposición. Y en efecto
el lugar esta casi lleno, sobre todo el patio principal.

Alguien conocido me saluda, mis pies sabedores se
encaminan directo a la barra de las bebidas,
un tequilita, no muy bueno por cierto, acompañado de refresco de toronja mitigan mis deseos y
recuerdos de beber la vida, a veces en un sorbo, a veces gota a gota.

Más saludos de rigor, y comparto un cigarrillo mientras mis ojos buscan el motivo principal de esta invitación al goce estético de los sentidos.

"Rostros Secretos" es el titulo de la exposición de pinturas y esculturas de Jesús Ramos, y es en verdad un universo fascinante, una entrada a ese
mundo hasta ahora poco conocido en la trayectoria
de uno de los mejores y más reconocidos
exponentes de la plástica potosina.

Casi doce años le llevó al maestro Jesús Ramos
realizar y conjugar de manera armoniosa esta
muestra de pintura y escultura. Lo evidente es
que de cualquier ángulo que se miren las
esculturas adquieren un significado propio y
transmiten esa sensación de integridad con un
todo universal...el tema del desierto y altiplano

potosino, son un marco referencial perfecto para el
encuadre de cada una de estas obras. En su
totalidad obras artísticas que denotan una exquisita sensibilidad y buen gusto. En cuanto a los
cuadros, algunas pinturas según me comentó el
propio Jesús, son muestras anteriores de otras
exposiciones, pero que en conjunto con la muestra
escultórica y algunas piezas que se ubican en la
categoría del “arte objeto” nos permiten adentrarnos en ese mundo personal de Jesús Ramos.
Apuro el ultimo
sorbo de "tequirefresh",
mientras el humo de cigarrillos inunda el
ambiente, coincido en los ojos de una bella
mujer de ojos verdes, quien alentada por los
efectos del tequila me sonríe amable.
Correspondo al saludo e intercambiamos
algunas frases, ella es extranjera y esta
encantada con el trabajo del pintor-escultor.
Un hombre se acerca y le murmura por lo
bajo algunas palabras. Ella amable y elegante

me da un beso en la mejilla y se pierde
entre los demás invitados.

La noche ha cumplido su cometido, el día
parece que no fue tan malo en su balance,
y yo me dispongo a salir del lugar no sin antes
saludar al Dr. Barbaján, al buen amigo Carlos,
de la fundación E. séller, al grabador y amigo
Renovato, a los Fernanandos... Betancourt,
director del Centro Cultural... Fer Lopez , fotográfo
cultural y Carrillo, funcionario de la Secretaria de cultura...en esos instantes una pequeña se cae en la entrada del patio y
llora más por la pena o el susto,

los ahí cercanos festejamos la ocurrencia de Barbaján al decir que la niña se cayó pero jamás soltó la copa... buena bebedora desde chiquita sin duda, las risas de algunos y guiños de complicidad de la mamá.

El aire fresco de la calle me devuelve a la realidad, el aliento a alcohol, siento me delata y fumo un cigarrillo antes de abordar el auto rumbo a casa. Me espera como siempre fiel la maquina de los sueños virtuales y las transgresiones lírico-literarias.

No hay comentarios: